Get Adobe Flash player

Historia

El Aquarium Cap Blanc, conocido popularmente como "Sa cova de ses llagostes" debe dicho sobrenombre al uso que, tradicionalmente, se le dio a la gruta, como vivero de langostas.

Para acondicionar esta cueva natural, se realizaron cinco entradas de agua que conectan directamente el interior con el mar,  generándose así una excelente circulación y oxigenación del agua, que permite que las especies que habitan en los lagos estén en óptimas condiciones.

En 1989, se adaptó la cueva como acuario, pudiendo el visitante observar hoy en día una muestra representativa de las principales especies del mediterráneo ibicenco, desde los majestuosos meros a las discretas julias y castañuelas.

En la actualidad, las instalaciones del acuario son utilizadas por el Centro de Recuperación de Especies Marinas (CREM), de modo que es posible encontrarse con algún animal en recuperación (principalmente tortugas marinas). 

Como anécdota curiosa, se cuenta que antiguamente habitaba en la gruta el "vell marí" (Foca Monje - Monachus monachus).

  

   

    

es-ESca-ESen-GB